6 jun. 2012

HOMBRES I


COMO SE LLEGA A SER DE VERDAD UN HOMBRE.?

Culturalmente se ha establecido y se ha aceptado ciertos comportamientos que en ellos  "no se ve  mal"  y que forman parte de su estereotipo como hombre o masculino; escupir al suelo frente a las personas, en las calles sin ningún problema, no llorar y cuidado si lo hace porque eso es de niñas, decir piropos obscenos a las mujeres, ser peliador y violento con ellas,ser tomatrago  y  mujeriego,  a  ser un hombre moderno, que sabe lo que quiere, que se respeta así mismo y a los demás, que es buen padre, buen hijo, buen amigo, buen esposo, buen ciudadano, buen hermano, buen Hombre, con un sano control emocional.
Esto no es el mundo árabe dónde el machismo prevalece esto es el mundo moderno y de la libertad, aquí la definición de hombre adquiere un concepto mucho más claro, inteligente y moderno.

Algunas acciones   se sugieren para ser  hombres  con una masculinidad y hombría bien entendida:
1. Los hombres si lloran: Realmente  es molesto  la frase que todos hemos escuchado; un niño se cae y su madre: “no llores que los hombres no lloran”, un padre ve llorando a su hijo y dice: “Los hombres no lloran”. Estos padres no son conscientes que reprimir y ocultar emociones,  sentimientos no es sano, si se reprimen salen por algún otro lado en forma de violencia. 
Un hombre incapáz de llorar y mostrar tristeza es más fácil que recurra a la agresividad que uno que llora sus penas  porque se desahoga en ese momento y no necesita ocultar sus sentimientos como si estuviera haciendo algo reprochable y seguramente muchos hombres se sienten así cuando lloran, si su padre o algún familiar es un cro-magnón le habrán repetido una y otra vez: “Los hombres no lloran“, él habrá aprendido a reprimirse, mostrando luego acciones y sentimientos de violencia, amargura, rabia.
Los hombres de verdad sí expresan sus emociones, lloran, cantan, acarician, muestran ternura.  Poco a poco se aprende   a expresar las  emociones como la tristeza, el miedo, el llanto, para luego entender que no significa ser débil sino un hombre humanizado, sensible, no reprimido.

2. Escuchar lo que quieren expresar otras personas 

Está ya lejos la época de no escuchar, de hablar gritando en la cama, cuando se esta comiendo,  cuando la gente los ve,  un hombre tiene que saber escuchar a los demás, sus historias, sus problemas y si puedes ... apoyarlos.

Esto no es el oeste ni la edad de piedra, esto es el siglo 21, moderno, inteligente, diplomático y en el siglo 21 los hombres saben escuchar.

3. Conversar:

El hombre del siglo 21 ya no "caza",  ni se muestra 100% duro. El hombre del siglo 21 sabe mantener diálogos interesantes, no solo  escucha, sino que conversa, sabe cuando hablar, dirigir la conversación cuando se requiera. El hombre del siglo 21 no es alguien que esté encerrado  en su cueva emitiendo sonidos y gritos. Ser un hombre hoy en día adquirir y manejar habilidades sociales con los compañeros de trabajo, con los hijos, con la pareja o las chicas, hacer contactos sanos, gratificantes.
En la siguiente publicación Hombres II , continuaremos identificando más acciones para fortalecer y dignificar el concepto.
Si te gustó el artículo y la temática del Blog sería  interesante para todos que nos dejes tu comentario.


No hay comentarios: